Tecnología de endurecimiento por inducción

El grupo HEICO ofrece tecnología de vanguardia para el endurecimiento por inducción, especialmente para piezas pequeñas de gran consumo. Por medio de la ingeniería mecánica propia y el asesoramiento de varios especialistas en el campo de la tecnología de endurecimiento, ha sido posible desarrollar máquinas con un alto control del proceso y un elevado rendimiento.

El proceso de endurecimiento por inducción engloba el endurecimiento parcial de piezas según necesidad. Con la ayuda de este proceso de endurecimiento preciso, se pueden cumplir de manera óptima los exigentes requisitos de los componentes de los clientes, especialmente respecto a la dureza de la superficie. Los clientes valoran esta tecnología, ya que es posible endurecer determinadas partes del componente sometidas a altos esfuerzos. Los requerimientos individuales en componentes con geometrías especiales se pueden llevar a cabo de forma más precisa. ¡Todo de una sola fuente!

Los sistemas de endurecimiento por inducción del Grupo HEICO trabajan en el rango de frecuencias medias y altas. Además, se utiliza un horno de templado, que sirve para relajar las piezas y, por lo tanto, evitar el agrietamiento. Un control del 100% por medio de pruebas de corrientes de Foucault también sirve como una herramienta importante para el control de calidad. Otro punto a favor es la metalografía y el análisis estructural subsiguiente, que se llevan a cabo en el moderno laboratorio de pruebas interno por personal especializado. El grupo HEICO tiene disponible un durómetro totalmente automático, que trabaja en el rango de carga de ensayo de 0.05 a 30 kg. Además, los clientes de HEICO tienen la opción de recibir gráficos de los procesos de control y / o informes de ensayo individuales, asegurando así la calidad del proceso de endurecimiento.

Todo el proceso de endurecimiento por inducción se controla mediante el moderno software de observación de procesos. Los sistemas de endurecimiento por inducción y el horno de templado cumplen con la norma CQI-9 de la industria del automóvil para la evaluación de procesos de tratamiento térmico. Además, durante todo el proceso se lleva a cabo un control estadístico. Otra herramienta para los clientes del Grupo HEICO para asegurar la calidad óptima de sus piezas endurecidas.

La mejora continua y la adaptación de toda la planta a los estándares técnicos actuales están siempre en el primer plano para HEICO. El propio departamento de fabricación de herramientas de la compañía es la piedra fundamental para este proceso. Las herramientas e inductores se fabricaran de forma interna, en base a los requerimientos del cliente, por empleados calificados. Para esto, el cliente puede confiar en el conocimiento y las habilidades adquiridas en más de 100 años de experiencia en la estampación en frío. Junto con la orientación general de la compañía a los altos estándares de calidad de la industria del automóvil, se crea un efecto de sinergia, del cual todos los clientes del Grupo HEICO se benefician de manera sostenible y notable.